Hogares como labios

Munch-Kiss-by-the-window

Beso por la ventana de Edvard Munch

Te distancias del contorno de los mapas

cuando dejas resbalar tu cuerpo sobre el mío.

Bailamos por encima de una laguna verde

y los mosquitos vienen a pellizcarnos los dedos

-pero no nos hacen daño, ningún daño-.

Alguien sonríe desde tus ojos oasis,

y sé que miro una alucinación, un espejismo.

La entrega es ese pacto que jamás firmaremos

porque tú sabes volar y yo comprendo

los motivos que tienes para olvidar la tierra, negra tierra.

Pero deja que siga mirando tu belleza lejana

mientras dure el temblor del abismo que habito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s