Nanas para niñas grandes

Lenta feminidad del tiempo batiendo mi ser en oleadas

ronca transparencia de otro junio tardío en los párpados-limbo

el sexo de nunca como una ola imperfecta.

* * * *

Las voces tan sonoras tan clamando en las sienes

las aves del fondo del cielo delimitan los huesos

y sus ojos, limpios ojos, como aves terribles, solemnes.

Anuncios

Lo errante

Apelar a la soledad

Dejar la puerta abierta para que entre

No este calor de ahora sino el de entonces:

la hoguera y sus acompañantes

La impaciencia la mano en la garganta

saberse esperada en un lugar extraño

y en un idioma diferente

Apelar a la soledad  a la mujer íntima

sentir su aliento en la nuca mientras la vida alcance.