Paisaje desfigurado

Fumas desnudo instalado en el vértigo de un vivir desquiciante.

No, no fumas; otro es el rostro y otros los ojos del fumador medianoche.

De nuevo la historia de los sexos como animales de mandíbula contrita.

Tu palabra como un constructo de algo más grande, más verde, más puro.

La sintaxis de tus manos – comederos para aves migratorias,

y adentro el aullido de mil naves de locos para urdir esta espera.

 * * * *

Pero nada de lo que haya escrito es posible:

yo digo la verdad de otra puerta cerrada como una niña temblando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s