Adherencias II

 

Torno vivo de ti

amasando mezclando

el pecho como única herramienta

 

volver los materiales dóciles

a empellones fingir que no es

cuerpo sino casa

 

cerviz lenta

orden lento

 

-esta infinitud extraña-

 

enmudecida tú

hembra sin dientes

me abres a la boca en el espacio

y todo hueco es balsa

 

en este mar fiel

de la carencia

 

en ti paso la noche

ahora que vivo sola y sola

pienso

qué nos pertenecerá entonces

a nosotros

seres de tallo roto

amantes sin remedio de la falta.

Anuncios

Las pescadoras de Mallo

 

descarga

Maruja Mallo, “Mensaje del mar”

 

A Laura Theurer

 

Las redes el cabello de dos niñas pescadoras

que jamás vieron el mar: sólo

aquel dibujo de una isla en la retina.

 

Mientras tejen mientras sus manos

emprenden una vida no escogida,

saben que sus yemas son escamas

y muerden con temblor el mismo anzuelo.

 

Dejarán sus nombres enredados

como peces sin reino y cada noche

pondrá un beso de coral sobre las bocas.

 

En las playas de Chile las mujeres

se desnudan antes de arrojarse al mar.

 

Duelo

 

Inspirado en ‘Seven in bed’ de Louise Bourgeois

 

 

 

Bramo cuerpos uno a ras de otro y no

me pertenece su rastro de ceniza.

 

Rezo -soy el fervor de la madre-

alimento con la leche que no tengo

y hunde tú la frente en mis costuras.

 

Estos niños tienen sed y me succionan

Yo me encojo si me excavan con deseo

sus ojos son de puzle o son de vida.

 

La sed como un óbolo creciente

hace ramas hace brazos de caníbal

 

Y en el último jadeo de mi sueño

me acordono en una manta de metales

 

De tus restos haré ovillo en el armario

mientras gimo si ocelote de la espera.