Adherencias II

 

Torno vivo de ti

amasando mezclando

el pecho como única herramienta

 

volver los materiales dóciles

a empellones fingir que no es

cuerpo sino casa

 

cerviz lenta

orden lento

 

-esta infinitud extraña-

 

enmudecida tú

hembra sin dientes

me abres a la boca en el espacio

y todo hueco es balsa

 

en este mar fiel

de la carencia

 

en ti paso la noche

ahora que vivo sola y sola

pienso

qué nos pertenecerá entonces

a nosotros

seres de tallo roto

amantes sin remedio de la falta.

Anuncios

Simone

 

Enigma lento de decir

en este sitio no

cabe huella viva

sino el cuerpo que se escribe agotán-

do-se ho-ra tras ho-ra

escudamos este niño de sordina

disimulo sonriente

la ternura a punto de boca

de nacer.

 

*****

 

Vuelve anochecida

Desde abajo no pareces casi tú

los párpados tan suave-

mente lejos en la mano para a-

mar contacto de otro reino

si letargo roza dedos

desasir piedra en el pecho

en círculo en círculos con-

céntricos hasta

hundirse hasta

sernos.

 

******

 

Cómo

su llanto occipital

de huesos hacia dentro

dibuja

una costra

fiel

tan fiel

como el silencio.

 

******

 

Mientras arcos se dibujan en lo alto

eres cueva de ti misma

entre los hombres eres

cántaro

Simone.

 

 

 

 

Ad-herencias

 

Grabar el sonido que viene de dentro
de mí que crea la idea de otra persona
(Ana Mendieta)

 

Ad-herencia de tu cuerpo a la

idea que tengo de mi cuerpo

 

retenernos para avanzar en suave

onda y molde de este barco

y su silencio

 

adentro no el sonido sí

la música los párpados

su sombra de ceniza

 

y su aleteo

 

grabo en mi cuerpo la idea

que tengo de otro cuerpo

 

eres tú

 

así

nos miro

y grabo

y creo.