Las pescadoras de Mallo

 

descarga

Maruja Mallo, “Mensaje del mar”

 

A Laura Theurer

 

Las redes el cabello de dos niñas pescadoras

que jamás vieron el mar: sólo

aquel dibujo de una isla en la retina.

 

Mientras tejen mientras sus manos

emprenden una vida no escogida,

saben que sus yemas son escamas

y muerden con temblor el mismo anzuelo.

 

Dejarán sus nombres enredados

como peces sin reino y cada noche

pondrá un beso de coral sobre las bocas.

 

En las playas de Chile las mujeres

se desnudan antes de arrojarse al mar.

 

Anuncios

Caritura de un yo: la ceguera

La escritura es el sedimento,

lo que queda cuando ya no queda nada,

-hacerse fuerte en la muralla del decir-.

 

Ingravidez oscura del  latido. Carámbano y cincel.

¿Desgarradura?

desgarradura en la voz, incisivos de lobo,

que no es lobo sino hombre rasurado,

despojado de un hombro en que llorar, de una mano

guía en la batalla de otro vivir sin destruirse.

 

Desdibujado caes, y cae la máscara, y caen los pedazos

de piel y signaturas. Eres un ser

que no encuentra su ser, rostro

tallado en un cristal de prismas infinitos

y dudas infinitas.

 

Y en la mañana futura arrastrarás tu sombra

con el recuerdo aquel de los pronombres

-habitantes sublimes de un estruendo-.

 

Mañana en la batalla deja hueco a la herida:

la palabra amor no es algo que yo pueda escribir.